Atraco evítado por el sistema de seguridad

  • La alarma del local evitó que los tres hombres se llevaran un gran botín. Actuaron de madrugada, cuando Alegria-Dulantzi dormía plácídamente. Tres hombres encapuchados se bajaron de un Peugeot 206 familiar, de tono gris y robado hace un mes en Navarra. Forzaron la puerta de un estanco de la localidad alavesa y la alarma evitó que pudieran permanecer demasiado tiempo dentro. Un vecino les vio salir y alertó a la Ertzaintza, que busca al grupo desde entonces. El asalto, ocurrió ayer hacia las cuatro de la mañana en pleno centro urbano. A los tres encapuchados sí les dio tiempo a revolver el interior del local. Tiraron al suelo el ordenador, removieron estanterías, abrieron la caja registradora y según relataron testigos a la Policía autonómica salieron a la carrera de la tienda cargados con tres bolsas de basura aparentemente llenas. No obstante, horas después, los responsables del negocio, consultados por este periódico, no echaban en falta demasiado género. Fuente "EL CORREO" edición de Alava. 12.11.2013

Volver